Seis años después del triunfo de "La La Land", Damien Chazelle vuelve a sumergirse en la historia del cine en "Babylon". La película, es una narración épica original ambientada en Los Ángeles durante los años 20, es una historia sobre la ambición desmedida y los excesos descomunales que recorren el ascenso y la caída de diversos personajes durante una época de decadencia y depravación en los albores de Hollywood. Babylon está interpretada por Brad Pitt, Margot Robbie y Diego Calva, con un elenco coral que incluye a Jean Smart, Jovan Adepo y Li Jun Li.

"Babylon" cruza tres destinos, inspirados en estrellas de la época: Brad Pitt, todo en burla de sí mismo, acampa a un actor establecido cuya estrella comienza a desvanecerse, Margot Robbie como una actriz novata propulsada al frente del escenario y el recién llegado Diego Calva, como un ingenioso que se encuentra un poco por casualidad detrás de la cámara. En la pantalla, las vidas de las estrellas están salpicadas de locas fiestas y tiroteos tan anárquicos como frenéticos, mientras su mundo se desmorona.

Para el escritor/director Damien Chazelle, Babylon es resultado de 15 años de investigación y ambientación que comenzó en su mente mucho antes de que escribiera la primera versión del guión y se colocara detrás de las cámaras para dar vida a su historia épica de larga gestación.

“Deseaba analizar bajo el microscopio los primeros días de una forma de arte y una industria cuando ambas daban apenas sus primeros pasos”, explica Chazelle; “y en un nivel más profundo, me gustaba la idea de ver cómo cambia una sociedad. Hollywood vivió cambios vertiginosos y en ocasiones cataclísmicos en la década de 1920, donde algunas personas sobrevivieron, pero muchas otras no.

La película es a la vez "una carta de amor al cine y, al mismo tiempo, una carta de odio o crítica a la industria", voluntariamente racista y sexista, dice Chazelle.

“Babylon” llegará a los cines el 18 de enero de 2023.